Posibles noticias


Vivimos en un mundo dominado por la publicidad. Toda empresa que no publicita correctamente sus productos, es como si no existiera. Por supuesto, todo empresario desea que sus productos se anuncien en las mejores condiciones, y esas, suelen darse en eventos donde un mayor número de personas es testigo de lo que se anuncia. La televisión suele ser un lugar más que apropiado para anunciarse, pues un número muy grande de personas, algunas veces incluso millones (excepto para la última serie de Ana Obregón), están pendientes de los anuncios publicitarios, renunciando a otros quehaceres como “hacer un pis”, “poner las lentejas a remojo”, “o echar uno rapidito”.

Algo secundario a esta alternativa son las competiciones deportivas. Poseen tantos seguidores, que las empresas desean que las estrellas más importantes de su deporte, se asocien a su imagen. 

Es por ello por lo que, desde la Editorial Planeta, han decidido entrar en el mundo de la publicidad deportiva. Sabiendo como saben, que el fútbol es el deporte rey, y que en España se disputa la mejor liga del mundo, la llamada “Liga de las Estrellas”, decidieron publicarse en ella. Viendo como vieron que ya eran muchas las empresas que se anunciaban al inicio de los partidos, decidieron que no resaltarían entre tantos anuncios. Necesitaban ser patrocinadores de algo en particular, no tan general donde abundasen los patrocinadores. Ocupados ya, como estaban los premios Pichici (al mejor goleador) y el Premio Zamora (al mejor portero), optaron solicitar ser el patrocinador de un nuevo premio anual: El Premio al Juego Limpio. Así, a partir de la temporada 2007/2008, el Premio Planeta patrocinará y premiará el Juego Limpio de la Liga Española. Una vez al año, que coincidirá en día con el Premio Planeta de Literatura, se concederá el premio Juego Limpio al jugador más limpio dela Liga Española, recibiendo, como premio, todos los premios Planeta de la historia para que disfrute de su lectura en las largas concentraciones.

Jose Manuel Lara Bosch, presidente de Planeta 

Así, a partir de la temporada 2007/2008, el Premio Planeta patrocinará y premiará el Juego Limpio dela Liga Española. Una vez al año, que coincidirá en día con el Premio Planeta de Literatura, se concederá el premio Juego Limpio al jugador más limpio de

la Liga Española, recibiendo, como premio, todos los premios Planeta de la historia para que disfrute de su lectura en las largas concentraciones. 

En sus nulas declaraciones para Criticas Desespedantes, Lara, presidente de Planeta, se dignificó de haber conseguido ser la editorial que finalmente, patrocinara el premio, pues se sorprendió cuando desde
la Liga de Fútbol profesional, se le comunicó que otros premios, como el “Ciudad de Torrevieja” de la editorial Plaza&Janes; el “Alfaguara” de la editorial Alfaguara; el “Herralde” de la editorial Anagrama; el “Biblioteca breve” de Seix Barral o el “Premio Lengua de Trapo” de la editorial Lengua de Trapo, también aspiraban a patrocinar el premio al Juego Limpio en
la LFP.

Premio para el Ganador del Juego Limpio.

A partir de ahora, sí que podremos decir, que
la Liga de las Estrellas, es la mejor del mundo, (y la más limpia).

 

No solo el cine español está en crisis. El cine norteamericano tampoco pasa por sus mejores momentos, ni a nivel económico, ni a nivel de calidad. Es tan bajo el nivel de las películas americanas, que son muchos los que se están atreviendo a salir del armario y reconocer que les gusta el cine español. En páginas como filmaffinity, donde los usuarios otorgan votaciones, del uno al diez, a las películas, se puede demostrar como la proporción entre buenaspelículasespañolas/bodriosespañoles, es mejor que la que obtienen buenaspelículasamericanas/bodrios americanos. Ya sea por la falta de ideas de los guionistas, o el poco nivel de riesgo de los productores, que solo apuestan por productos que les reporten un éxito asegurado, o porque se les paga demasiado a los actores y no queda dinero para mejorar la calidad, exhibición y publicidad de las películas, lo cierto es que el inicio del siglo XXI no se recordará por ser el que mejor películas nos ha dejado. Horribles adaptaciones de cómic, aburridas películas de animación, seudoclones de películas ya existentes como Psicosis que no aportan nada, o las precuelas, secuelas, postsuelas etc, están desmotivando al público a acudir a las salas de cine, optando por otros medios de entretenimiento como videojuegos o ver videos estúpidos en Youtube, o videos porno, en Pornotube. 

Bien. Según no ha sabido Criticas Desespedantes, se estaría preparando una nueva entrega de la exitosa Cazafantasmas, esas películas protagonizadas por el olvidado Dan Aykroyd, el actualmente prestigioso Bill Murray y la abducida Sigourney Weaver que tanto hicieron disfrutar a los adolescentes de los años 80. La película estaría protagonizada por todos los actores originales, excepto por el carismático Moquete. Al parecer, Moquete, desaparecido del mundo artístico desde poco después del rodaje de Cazafantasmas II, podría haber entrado en un círculo de desgracias que le habrían llevado a la quiebra. Sus intentos por remontar su trágico destino, abriendo varias empresas, quebrándolas, le habrían obligado a pedir un sueldo de estrella de Hollywood, entorno a los 20 millones de dólares, que
la Warner no estaría dispuesta a soltar.

Slimer, más conocido como Moquete, no protagonizará Cazafantasmas III 

Desesperados por encontrar un nuevo Moquete, los directivos de
la Warner se lanzaron a la búsqueda de otro fantasma que resultase simpático a todo el mundo y que cobrara menos de lo solicitado por el original. Recorrieron todas las escuelas de cine, de teatro, vieron representaciones en medio mundo y no encontraban al sustituto idóneo. La fecha de rodaje se acercaba. Habían invertido mucho dinero y seguían sin encontrar a la estrella. Más desesperado aún que cuando rechazaron la excesiva oferta de Moquete, decidieron cancelar el proyecto, hasta que unos días después oyeron hablar de un tal Sanchez Drágo, escritor español que sería el fantasma idóneo para protagonizar Cazafantasmas III.

El desaparecido Sanchez Dragó podría protagonizar Cazafantasmas III

El gran inconveniente no sería que el citado escritor pidiera un gran sueldo, ni tan siquiera que no tuviera ninguna experiencia como actor, sino que estaba desaparecido. Desde que terminara el período de promoción de su última novela, el escritor había desaparecido del planeta. Y es buena esa extensión geográfica de la desaparición a todo el planeta, porque el ya citado presume de ser un gran viajero, acostumbrado a recorrer varias partes del mundo.
La Warner iniciaria otra búsqueda, la del citado por todo el planeta, pero no apareció. Pusieron anuncios en prensa de todo el mundo, lograron contactar con todos sus amigos y resultó imposible, nadie sabía donde se había ocultado el ya citado.
 
Un día, cuando parecía que el proyecto finalmente iba a ser cancelado para siempre y recluido en una de esos aparatitos donde los cazafantasmas metían a sus presas después de atraparlas, recibieron la grata noticia de que Sánchez Dragó había aparecido y además, en la mejor situación posible para la realización del papel. A oídos de
la Warner también llegó la curiosa vida sexual de su futuro Moquete. Como bien sabían ya todos los habitantes españoles, ellos supieron también de la afición de Sánchez Dragó a la retroeyaculación, esa técnica consistente en eyacular hacia dentro, es decir, no expulsando ningún jugo interior, posibilitando que la energía confluya por el cuerpo circularmente y no se desperdicie. Lo que no debía saber Sánchez Dragó, o no se lo habían contado o no lo había leído en uno de los infinitos libros que presumía leer, fue que ese jugo viscoso, blanquecino, que se suele expulsar en la eyaculación, cuando no se hace –la expulsión- se acumula en el cuerpo. Así, con el tiempo, con tanta retroeyaculación, Sánchez Drago había ido acumulando semen en su cuerpo y se lo ha ido comiendo poco a poco, cambiando su típica fisonomía exterior constituida por carne, ojos y gafas a media nariz, por una más viscosa, vaporosa, que alegró a los directivos de
la Warner, pues le posibilitaban conseguir a su moquete y ahorrarse mucho dinero en maquillaje. Sanchez Dragó se había encerrado cual Gregorio Samsa cualquiera en su habituación tras sufrir su particular acucarachamiento.
 
En sus inexistentes declaraciones para Criticas Desespedantes, Sanchez Dragó se alegró de comprobar como en España se avanzaba y personas como él, tan distintas, tan viscosas, lograban abrirse camino en la vida.  Así que ya saben, en los próximos meses tendremos una cita en los cines con Cazafantasmas III, el debú, en la pantalla grande, de Sanchez Dragó, en su papel como Viscosin. 

Quiere eso llamado por algunos, “la suerte”, que se nos reconozca por otros hechos diferentes a los que más nos habíamos preparado. Dedicamos mucho tiempo a una cosa, para que luego recibamos más recompensa por otra a la que le habíamos dedicado menos tiempo. Recuerdo que me ocurrió en más de una ocasión cuando era estudiante. Solía recibir más recompensa en los exámenes que no estudiaba que en los que me esforzaba por aprender (aunque bien era cierto que, como tenía el suspenso asegurado del exámen que no estudiaba, si aprobaba era porque copiaba). Ejemplo de personas famosas también se me ocurren. Por ejemplo el gimnasta Gervasio Deffer, especialista en la prueba de suelo, ganó un par de medallas de oro en la prueba de salto, o David Bisbal, que había luchado toda su vida por convertirse en el Diablo de Tasmania del Parque Warner y luego acabó triunfando en el mundo de la música sin saber cantar (aún así, no olvida su sueño y por eso da tantas vueltas en el escenario).  El último ejemplo podría ser el de Cesar Vidal, ese ínclito periodista que nos alumbra con sus imparciales opiniones, todos los días, a través de la radio, en
la Cope, y que
 además nos hace disfrutar con innumerables libros, todos los años, de todos los temas posibles, de todas las épocas vividas, de todos los personajes históricos conocidos, ganando muchos e importantes premios literarios y que además, seguro que le da tiempo a hacer la colada en casa. Pues bien, parece ser que de momento, ni va a recibir el Premio Ondas de Comunicación, una labor para la que lleva mucho tiempo preparándose en su trabajo en la radio, ni va a recibir el Premio Nóbel de Literatura, por su gran aportación al mundo literario, por abrir nuevas fronteras en el mundo de la imaginación. Desde Criticas Desespedantes, podemos adelantar que Cesar Vidal suena como candidato a Premio Nóbel de Economía.  

Todo se inicio hace un par de años. Cesar Vidal viaja a un recóndito lugar de África, en busca de documentación, para una futura novela. Es tal su pasión por el continente, que decide quedarse un mes entero, las navidades de 2004. Allí conoció a una tribu de la que se enamoró. Trató de conocer sus costumbres, sus modos de vida, tan alejados de los modos de vida españoles y decidió ayudarlos, hacerlos mejorar económicamente.

  Poblado de los N´Dinga antes de la llegada de Cesar Vidal.

  Poblado de los N´Dinga antes de la llegada de Cesar Vidal.

Bien, vistos los datos de su renta per cápita, podemos afirmar que en solo dos años, el poblado de los N´Dinga ha pasado de ser uno de los poblados más pobres de Africa, a convertirse en el más rico del continente. Sus habitantes, todos de raza negra, hablan maravillas de Cesar Vidal, pero no quieren confesar en qué manera los ha ayudado y por qué. Lo único que pudimos sonsacarles fue que Cesar Vidal les daba algo, a cambio de que ellos, le contasen sus historias. Los grandes economistas de la actualidad afirmar que Cesar Vidal ha logrado algo que no lograron grandes economistas de
la Historia, como Adam Smith, Keynes o Amartya Sen. En declaraciones para Criticas Desespedantes, Joseph Stiglitz, uno de los economistas de mas prestigio en la actualidad reconoció que: “Estoy muy sorprendido. Es posible, que lo logrado por Cesar Vidal, ayude a erradicar el hambre en el mundo y se le llegue a considerar el mejor economista de todos los tiempos”
 

La próxima semana, Cesar Vidal dará una conferencia en la que explicará el modo en que llevó a cabo su plan para mejorar la economía y la vida de los N´Dinga. Solo hay que ver las imágenes del actual poblado y de sus habitantes, para reconocer que ha pasado un milagro llamado Cesar Vidal.

 Un ejemplo de las casas que se pueden ver ahora en el poblado de los N´Dinga

Necesitamos más Cesar Vidal(es) en el mundo. La vida sería mejor.

 

En algún u otro momento de la vida,  el que se reconoce como escritor se plantea una pregunta ¿deseo ser reconocido? En las innumerables noches de insomnio, en las que acostumbra a soñar que es escritor, valorará los pros y los contras a permanecer en el anonimato, esa enigmática situación en la que el escritor vive ajeno a toda actividad pública y vive para su obra y encerrado en su habitación sin conceder entrevistas. El 99,99% de los escritores oirá un runrún en su estómago porque ya cenó hace unas horas y sigue despierto, que será quien tome finalmente la decisión. La necesidad de comer les obliga a ser autores públicos, a ser reconocidos haya donde vayan, a firmar ejemplares, a realizar entrevistas, porque si hay una argumento en común en todos los escritores, tanto en las entrevistas reales, cuando ya son escritores, como en las entrevistas falsas, cuando sueñan con ser escritores, es su deseo de vivir de la literatura. En la medida en que los escritores también viven en la época del consumismo (por muy intelectuales que sean), llevan ese modelo de vida hasta sus últimas consecuencias, a las leyes físicas del espacio y el tiempo y desean consumir su tiempo para que transcurra cuento antes y poder vivir de su literatura cuanto antes y todo pasa por ser lo más famoso posible cuanto antes, para abandonar sus aburridos trabajos como abogados, charcuteros o peor aún, como periodistas cuanto antes.

 

A pesar de ello, existen algunos escritores por todos conocidos (me refiero solo a sus nombres, claro) que sobreviven en el anonimato escribiendo sus obras sin mostrarse, sin la necesidad de hacerlo para que esa notoriedad le proporcione pinches beneficios, quizá, porque su vida está resuelta económicamente hablando (en realidad, debería haber escrito escribiendo y no hablando pues no estoy usando la boca para plasmar mi conjetura) ya que heredaron una fortuna de sus padres, todos ellos dueños de bufetes de abogados o de cadenas de charcutería o peor aún, de dueños de periódicos.

 

En España no es muy reciente la existencia de escritores ocultos. El caso más reciente ha sido el de Juan Eslava Galán, más conocido como Nicholas Wilcox (nunca mejor dicho [o escrito], ya que sus novelas sobre templarios han sido más famosas que sus últimas novelas como Galán). También son célebres aquellos escritores que debían ocultar sus novelas de vaqueros y de investigadores bajo un seudónimo en inglés porque vendían mejor y más que si utilizasen sus nombres españoles (luego lo dicho en el primer párrafo es falso).

 

Ahora que se ha descubierto el “engaño” de Galán todos presumen de haberlo sabido antes de que llegase a la opinión pública. Sin embargo, nadie dijo nada. Desde Críticas Desespedantes, donde todo lo dicho es falso, estamos dispuestos a adelantar el nombre del escritor que se oculta bajo el que parece ser el siguiente seudónimo que está recolectando algunos éxitos, Peter Harris (entendiendo la palabra éxito como muchas ventas, muchas ventas).

 

Pocos fueron los que se creyeron la biografía de este supuesto gran conocedor de España (como no iba a conocerlo, si vive ahí) y muchos los que sospecharon, desde un inicio, que debía tratarse de algún escritor de mediano prestigio que, en un entendible intento de ganar dinero, escribiera una obra cercana a “El Código da Vinci” (con una trama de intriga y un personaje famoso), para aprovecharse de ese éxito sin manchar su verdadero nombre, el utilizado para escribir sus obras literarias, con esa novela “El enigma Vivaldi” que incluso él o ella estará seguro o segura de que es mediocre (gritemos un hip! hip! Hurra, por los adjetivos asexuados). Otras voces llegaron a afirmar que incluso podría ser el mismo Juan Eslava Galán quien, desilusionado porque su juego hubiera o hubiese terminado, hubiera o hubiese decidido crearse otro seudónimo para distraer a su juguetona y prolífica mente.

 

Desde Críticas Desespedantes podemos afirmar que no. Que tenemos el nombre de la persona que escribe bajo el seudónimo de Peter Harris y se lo vamos a confesar. Luego serán ustedes quienes divaguen sobre las razones que le ha llevado a ello. Nuestra única función es malinformar y malinformamos que, la persona que ha escrito una primera novela como Peter Harris, titulada “El enigma Vivaldi” y poco tiempo después, una segunda novela titulada “La conspiración del tempo” es: Ana Rosa Quintana.